lunes, 20 de marzo de 2017

BATALLA CAMPAL ENTRE PADRES POR UN PARTIDO INFANTIL DE FÚTBOL

Calos A. Trevisi
Mallorca

Un vídeo que se ha hecho viral en las redes sociales muestra las patadas, puñetazos, empujones, caídas e insultos entre los familiares de dos equipos mallorquines. 

Una vez más, los padres fueron los protagonistas de un partido de fútbol de categoría infantil que enfrentaba a la Unió Esportiva Alaró y al Collerense, dos equipos de Mallorca integrados por niños de 12 y 13 años. Aunque esta vez, los insultos al equipo contrario o al árbitro fueron mucho más allá.
Una dura entrada de un futbolista originó una pequeña pelea dentro del terreno de juego entre los jugadores, pero la cosa no se quedó ahí. Desde la grada, los padres comenzaron a insultarse entre ellos y a recriminar a los propios niños la jugada. Pero luego, algunos presentes empezaron a zarandearse entre ellos hasta llegar a las manos. El resultado: una batalla campal en la que los pequeños quedaron en segundo plano.
Un vídeo que se ha hecho viral en las redes sociales muestra el momento más álgido de la pelea protagonizada por los padres. En 45 segundos, patadas, puñetazos, empujones, caídas e insultos reflejan la situación vivida en las instalaciones deportivas de la localidad mallorquina de Alaró, hecho que motivó al árbitro a suspender el partido.
La batalla campal finalizó después de varios minutos, cuando la policía llegó tras el aviso de un aficionado. Los incidentes causaron varios heridos, que fueron atendidos posteriormente en centros médicos, según informa el Diario de Mallorca. Tras la pelea, tres padres han presentado denuncias por un delito de lesiones. Las diligencias se enviarán al juzgado de Inca donde se tomará declaración a las víctimas de las agresiones, ha señalado la Guardia Civil.El Comité de Competición de la Federació de Futbol de les Illes Balears se reunirá esta semana para deliberar sobre las posibles sanciones deportivas a ambos clubes.

La junta de la Unió Esportiva Alaró ha expresado a través de un comunicado en su página de Facebook su "desolación" por lo ocurrido. El equipo mallorquín califica estos hechos como "extraordinariamente graves", anuncia que el club "actuará en consecuencia, sin buscar buenos y malos entre unos y otros", y pide perdón "por el mal ejemplo". 
La UD Collerense, por su parte, también ha mostrado su "vergüenza e impotencia" y ha denunciado lo ocurrido: "Cómo podemos educar a los niños en la no violencia en el deporte con el ejemplo de los mayores", han expresado en su cuenta de Twitter.

Comentario de Carlos A. Trevisi. 

El artículo, que viene subtitulado VIOLENCIA EN EL FUTBOL, debería
rezar VIOLENCIA EN LA SOCIEDAD ESPAÑOLA porque eso es de lo que se trata. Lo sucedido está en la categoría del bullying y machismo, por no decir en la brutal matanza y atropellos de mujeres que se  registran a diario en España. 
¿Qué se puede esperar de la educación española cuando  el foco principal de estas barbaridades tiene lugar en el hogar, o mejor dicho, en el "apeadero" que es donde depositamos todas las miserias, incertidumbres y trastornos que sufrimos al cabo de una jornada laboral?;  si es que la hay, porque el desempleo y la escasez transforma a cualquiera en un agesivo descontrolado. Una sociedad que no respeta a los niños, que no entiende de puestas en común, que no participa con los demás  sino con egoísmo, con violencia,  se va transformado en un amuchamiento a partir de su propia mezquindad: Una sociedad con esstas características  no aprende a ser y, consecuentemente, no sabe estar;  pierde el norte.

Eso es lo que tenemos y a esta altura no sé si tiene remedio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada