miércoles, 24 de febrero de 2016

¿NUEVAS ELECCIONES?

La última dislexia de Rajoy: "Somos sentimientos y tenemos seres humanos"

La democracia es una forma de vida. Uno no puede ni imaginarse que una sociedad ideologizada por principios que contravienen los derechos humanos pueda ser democrática. Los derechos humanos solo se conciben como ciertos cuando la sociedad, más allá de las ideologías que animan a sus gentes, es capaz de ponerse en común, de asumir un ideario  que autoriza a acordar todo aquello que sirve al bien común.

Cabria ahora preguntarse si la sociedad española tiene asumido que el cambio que reclama en el ámbito de la política tiene en la mira la ideología de los candidatos o sus capacidades para ver cuales son las necesidades del contribuyente y actuar en consecuencia.

Los ejemplos están a la vuelta de la esquina. El caso Rajoy es patético*. No entiende nada. Su aláteres, tampoco. Su ministro del Interior podría llamarse Torquemada Siglo XXI. El que fuera ministro de Educación, Wert,  tenía muy claro lo que había que hacer: crear una élite de profesionales capaces de dirigir España, estilo EE.UU. o Proyecto Pisa y fomentar un espíritu patriótico en los demás, los no tan brillantes; obedientes enamorados de su patria, dispuestos a todo, felices de trabajar de manolitos y hasta de ir a la guerra a países ignotos  en nombre de la democracia.  

Sánchez es un típico partidócrata: sus atajos para llegar al gobierno contemplan todas las variables posibles. La última es haber acordado con Albert Rivera, el jefe de Ciudadans,  unificando sus proyectos y dejando de lado diferencias que no son sustanciales. Qué va a pasar si Sánchez alcanzara la presidencia, solo Dios lo sabe. Por ejemplo en educación: ¿darán por hecho  que el cambio consiste en mejorar el presupuesto que se le asigna? ¿Cómo van a resolver la mamarrachada del inglés en las escuelas públicas? ¿Estarán enterados que los profesores de inglés españoles no hablan inglés? ¿En alguna parte de su programa contemplan las AMPAS como esenciales en el proceso educativo? ¿Estarán al tanto de que la metodología actual para el aprendizaje es decimonónica? ¿Habrán asumido que la clave es APRENDER y no ENSEÑAR y que el hecho de aprender significa sacar lo que los chicos tienen adentro para que incluyan lo que van descubriendo según el maestro  incentiva  su imaginación  y su afán de descubrir cosas nuevas? ¿Estarán enterados de que los maestros tienen que adentrarse en las nuevas tecnologías que ya dominan los chicos? ¿Sabrán para qué puede servir un ordenador en el ámbito de la educación?... En fin,  ¿Cómo van a encarar la inserción de España en el mundo? ¿Qué tienen pensado para que cuándo se enfrenten a la Comunidad Europea no hagan los papelones que hace Rajoy que, entre que no sabe inglés y entiende poco lo que pasa en el mundo, los jefes de estado lo dejan de lado?
El PSOE ha dado prueba una vez más que no se puede ser socialista y al mismo tiempo capitalista. Eso solo lo pueden hacer las sociedades maduras que han olvidado las ideologías y se mueven en el cumplimiento de idearios. Claro que ninguna de ellas tiene Corcueras ni Felipes González que desde su vejez sugieran objetivos y metas que nos empujen a ser acólitos de Slim.

Ahora le toca el turno al "Coleta" Iglesias y a su gente. Nada de lo dicho en este escrito le cabe.  Sin embargo, lo peor que podría pasarle sería empeñarse en lograr la presidencia de España, algo que movilizaría al poder económico hasta exterminarlo.   ya  lo sabe. Sus exigencias para con el PSOE encierran un afán de ridicularizarlo. Con un poco de imaginación se puede llegar a la conclusión de que lo que buscan, antes bien que los sillones que han pedido, es destrozar al PSOE en el Congreso, cuando, en segundas elecciones, Sánchez salga electo. Los invito a que lean el proyecto para educación de PODEMOS.

Conclusión:
En la segunda elección -que  no dudo habrá de celebrarse- El PP desaparece; lo único que  puede mantenerlo en pie es que se reemplace a Rajoy por otro(a) como candidato. Y hasta puede ser. Sin duda la candidata tendría que ser Cifuentes con  Santamaria de vice. Aún así muchos electores abandonarían el partido y votarían a Sánchez

El PSOE ganaría; se produciría un traspase de votos del PP al PSOE por el acuerdo con CIUDADANS. Va a tener problemas internos y no tengo claro quienes  de su partido van a colaborar  en su gestión. Seguramente alguno que otro de CIUDADANS y nadie de PODEMOS a los que se les ofrecerá algún que otro cargo. No descartaría que apareciera nuevamente en escena la que fuera Ministra de Defensa durante la gestión de Zapatero: Carmen Chacón, una de las personas más brillantes del PSOE.

PODEMOS la va a pasar muy bien bombardeando desde el Congreso. No tendría que apurarse. Todo es cuestión de tiempo.

*
PÚBLICO




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada